LANZAN “CAMPAÑA POR LA HOSPITALIDAD”

| agosto 7, 2015 | Comments (0)

Se dio inicio el miércoles 5 de agosto a la “Campaña por la Hospitalidad” en Paraguay que busca plantear  acciones de incidencia en políticas públicas, comunicación, atención pastoral y servicios solidarios concretos. El lanzamiento tuvo lugar en la Plaza Japón de Asunción donde actualmente se encuentran unas 100 familias damnificadas por la inundación que no reciben apoyo de las autoridades y además un grupo de vecinos continúa pidiendo el desalojo.

Ante esta realidad,  la Red Jesuita con Migrantes Paraguay impulsa la “Campaña por la Hospitalidad” con la participación activa de todas las obras de los Jesuitas del Paraguay. Como parte de esta iniciativa el Colegio Cristo Rey ya se encuentra recolectando ropa y alimentos no perecederos, durante el proceso de la campaña se irán uniendo las demás obras, instituciones y parroquias de la compañía.

El Centro Antonio Guash(CEPAG) contribuye activamente con el delineamiento de las acciones, proceso y gestión de la campaña, cuyo objetivo es aportar a la construcción de una ciudadanía y de una política pública inclusiva, hospitalaria, solidaria y tolerante sobre todo hacia las personas migrantes, refugiadas y damnificadas. También plantea la atención a la población indígena en situación de calle y de otros sectores vulnerables buscando no solamente “parches” sino soluciones estructurales.  Es una iniciativa de los Jesuitas del Paraguay en conjunto con la Conferencia de Provinciales de América y el Caribe(CPAL).

Recordemos el pedido que había realizado a la nación paraguaya  el Papa Francisco durante la Misa de Ñu Guasu  “Hospitalidad con el hambriento, con el sediento, con el forastero, con el desnudo, con el enfermo, con el preso, con el leproso, con el paralítico. Hospitalidad con el que no piensa como nosotros, con el que no tiene fe o la ha perdido y a veces por culpa nuestra. Hospitalidad con el perseguido, con el desempleado. Hospitalidad con las culturas diferentes, de las cuales esta tierra paraguaya es tan rica. Hospitalidad con el pecador porque cada uno de nosotros también lo es”.

Sobre esta cruda situación en la que se encuentran miles de paraguayos desplazados no solo por las inundaciones sino también por las autoridades y la indiferencia de algunos vecinos, el sacerdote jesuita Francisco Oliva(Pa’i Oliva) escribe lo siguiente “Dos personas manipulando a la comisión de vecinos se niegan a tener a una cuadra de distancia de sus casas a estos bañadenses inundados, a los que acusan a gritos de vagos, delincuentes, etc… Dos personas de influencia económica que tienen dominados a los policías que diariamente les visitan, al intendente y a un juez que dictó orden de desalojo.
Resultado para estas familias con enfermos, ancianos, mujeres y muchísimos niños: duermen bajo las estrellas o con un hule negro, sin paredes o paredes de pasacalles políticos. Ni Comueda ni la SEN les ha dado la más mínima ayuda en baños, electricidad, maderas terciadas, chapas, agua, víveres, asistencia médica, etc… Son amenazados verbalmente de desalojo por la policía que los cercan con sus patrullas y le amenazan. Inclusive estuve con ellos una noche bajo estas amenazas, hora en que está prohibido el desalojo”.

Para más información:

Pedro Lima, Red Jesuita con Migrantes Paraguay 0982 422405

Facebook: Red Jesuita con Migrantes

Categoria: Noticias