CAMPAMENTO MISIÓN DE NAVIDAD 2016

| diciembre 30, 2016 | Comments (0)

Por Catalino Corvalán, SJ.

Los alumnos y profesores del colegio San Bartolomé la Merced de Colombia realizan todos los años el ya tradicional Campamento Misión de Navidad. Esta experiencia consiste básicamente en insertarse los ochos días previos a la Navidad en algunas de las comunidades más abandonadas pastoralmente en el interior del país, es decir fuera de Bogotá. Con esta experiencia se busca animar la comunidad a través de visitas casa por casa, encuentros recreativos y formativos con niños, jóvenes y adultos y también se lleva adelante la tan tradicional novena de navidad. En esta época, puedo afirmar sin arriesgarme a mentir, que todas las comunidades campesinas se levantan a las 5 de la mañana al son del villancico para realizar su acostumbrada novena de navidad, la fiesta religiosa más popular, alegre y musical.

Este año más de 80 alumnos y exalumnos ignacianos participaron de la experiencia que se llevó adelante desde el 14 al 22 de diciembre en cuatro comunidades de Villavicencio. Pero el Campamento Misión de este año tuvo un plus especial, pues nos acompañaron ocho alumnos y exalumnos del Colegio Técnico Javier, estos jóvenes ignacianos son miembros del MEJ CTJ y de CVX-J CTJ y fueron seleccionados para participar de esta experiencia en el marco de intercambios que se está gestando entre los colegios San Bartolomé la Merced y el Técnico Javier.

Los alumnos y docentes de SBLM van todos los años, desde el 2014 a participar del Campamento Misión de Semana Santa, organizado por el CTJ, esta experiencia se ha llevado adelante desde el año que participaron los misioneros colombianos en las parroquias de Santa María de Fe y de San Ignacio Guazú. Los alumnos colombianos que participaron en el Campamento Misión Semana Santa en Paraguay solicitaron a la pastoral del SBLM que inviten a los alumnos del CTJ al Campamento Misión de Navidad para iniciar una suerte de intercambios entre la pastoral de los dos colegios. Es por eso que hemos iniciado esta experiencia en la que hemos notado que Dios ha guiado nuestras iniciativas. Fue una experiencia bastante rica y profunda que se puede resumir en estos testimonios:

“Para mí fue una experiencia sencillamente para aprender y estar para el otro, aprendes por el simple de hecho de ser extranjera, ver cómo hacen las cosas, de que maneras. También aprendí a poner todo el corazón en la misión y no juzgar simplemente, regalar amor y llenarte con las sonrisas y alegría de los niños; aprendí que Dios que está en los más pobres y que tiene algo para decirme en cada uno de ellos”. Paula Sánchez

“Pude sentir a Dios de tantas maneras, desde el compartir con los niños, lavar los platos, limpiar el lugar donde nos hospedamos, charlar con la gente de la comunidad de la Reliquia, la convivencia con mis compañeros de misión y realizar las actividades respectivas. Sinceramente me enamoré de Colombia y su gente, su diversidad y siento que la que salió ganando algo fui yo, gané una hermosa familia que no sé qué hice para merecerme, cultura, experiencias de vida, personas bellísimas y técnicas. Más feliz y triste no puedo estar, feliz porque estoy sumamente contenta con todo el viaje y triste porque ya terminó, me hubiese gustado quedarme mucho más” Alejandra Valdez

Categoria: Noticias