Historia

Los jesuitas llegamos a Paraguay por primera vez en 1607. Después de unos ciento cincuenta años de crecimiento y extensión, especialmente a través del florecimiento de las Misiones jesuíticas, en 1676 la orden fue expulsada por el rey Carlos III de España de todos los territorios del imperio. Los Jesuitas volvimos a Paraguay en 1927. Las primeras obras fundadas en esa época fueron la parroquia y el colegio Cristo Rey, en Asunción. En los años siguientes, la Compañía volvió a parte del territorio de las antiguas Misiones, concretamente a San Ignacio Guasu, en Misiones y, en al norte del país, a la ciudad de Santaní, etc.. En la actualidad estamos alrededor de 70 jesuitas que servimos a través de diferentes obras y emprendimientos en varios departamentos del país: Central, San Pedro, Paraguarí, Alto Paraná, Misiones, Itapúa, etc. Además de las antiguas misiones jesuíticas, nuestra historia está ligada íntimamente a la del Paraguay por San Roque González de Santa Cruz, primer santo paraguayo reconocido por la Iglesia.